Frases Que Nunca Deberias Decir En Una Pelicula de Terror

CHILD HORROR BED

Que el cine de terror está hecho mediante patrones es un hecho. Las historias son similares, los personajes estereotipados y las situaciones son siempre las mismas. Pero eso juega a nuestro favor para crear una guía de superviviencia ante cualquier película de terror. Hay frases que nunca se deben pronunciar a no ser que se quiera ser víctima inmediata del asesino de turno.

Al principio de la película la tranquilidad reina, pero eso no durará para siempre. Hay algo al acecho, tras de ti… ¿Qué debes hacer? Pues pasar del tema, en ningún caso digas algo como…
-¿Hola? ¿Hay alguien ahí?
-¿oíste eso? ¿Has visto eso? ¿Has sentido eso?
-Creo que no estamos solos.
-Siento como si alguien nos observara.

Si aún así alguien lo dice (siempre tiene que haber algún pelotudo) jámás le des bola al asunto. No analices la situación y ni mucho menos te ofrezcas voluntario para ir a investigar. Evita pronunciar…
-Iré a ver qué pasa.
-Lo comprobaré.
-Volveré en un minuto.
-Será mejor que nos separemos.
-Si nos mantenemos unidos, no nos pasará nada.
-A mí todo me parece normal.

El que haya dicho cualquiera de esas frases, será la primera víctima de la película. Ahora toca huir. Es esencial elegir bien el lugar, y sobre todo las compañías. No cometas errores como…
-¡Mira cariño! ¡Un cementerio indio!
-Ese autoestopista parece muy amigable.
-¡Qué simpático el recepcionista!
-Será mejor que nos refugiemos… en aquella mansión abandonada, en el lago de los ahogamientos, en ese acogedor hotel de carretera, a la intemperie (es lo mejor para pasar la noche en el desierto).

Sea cual sea tu elección será errónea, pero al menoS ya estás a cubierto. Ahora a pasar el rato. Puedes intentar pasarte los juegos del móvil, hablar del tiempo, de fútbol… pero nada de analizar su guarida al estilo de…
-Creo que le hemos despistado.
-Aquí estaremos a salvo.
-Es imposible que nos encuentre aquí.
-Este es un lugar seguro.

En cuanto alguien diga algo así el bicho aparecerá de inmediato para rebanar pescuezos. Ahora ten en cuenta que todavía queda mucha película por delante. Así que aunque la trama venidera sea clara, evidente y predecible, guárdate opiniones del tipo…
-El asesino es…
-Ya sé quién está detrás de todo esto.
-Sé cómo detener toda esta locura.
-Ya luché una vez contra este mal y conozco la manera de detenerlo.

¡Es pronto para desvelar el final! La palmarías antes de decir nada relevante. Hay ciertas aptitudes que atraerán la muerte sobre ti. Por ejemplo, el escéptico, incapaz de creerse nada de lo que ocurre.
-Cariño, no hay nada… bajo la cama, dentro de ese armario, en el desván, en esa habitación.
-Todo el mundo sabe que los… zombis, fantasmas, vampiros, hombres lobo… no existen.
-Yo no creo en maldiciones.
-Esas historias no son más que tonterías.
-¡No seas ridículo! No hay ningún peligro.
-No pasará nada.

¡Nunca desprecies al mal! ¡A su alrededor gira toda la peli, boludo! También ser un heroico gayito tiene sus peligros. Lo mejor es permanecer al margen y no hacerse el héroe al estilo de…
-Son todos unos maricones de mierda.
-Vamos, nena. No te pasará nada. Yo estoy aquí para protegerte.
-Pues a mí no me parece tan peligroso.
-¡Yo no tengo miedo! -¡Iré yo! No me pasará nada…
-¡Ven a por mí si te atreves!
-¡Huyan! ¡Yo lo entretendré!

¿Viste? ¿Viste lo que pasa por ser valiente? En cualquier caso traten de permanecer cierto tiempo en pantalla y acaparad el protagonismo. ¡Los personajes secundarios siempre mueren! Sobre todo tras abrir su corazón a los demás. Da más pena.
-Son los mejores amigos que un personaje secundario sin carisma podría desear.
-Entiendo que no quieras salir conmigo y que me veas sólo como un amigo.
-Te quise desde el primer momento en que te vi. Daría mi vida por ti.

Nada de curseria a no ser que sean el prota o cambies al género romántico. Eviten a toda costa ser actores de reparto. ¿Alguna vez viste a algún personaje que pronunciara estas frases y sobreviviera?
-Hola. Soy el amigo de tu novio. Bueno, amigo de un amigo.
-Yo sólo pasaba por aquí.
-Sólo he venido a pedirles un poquito de pako.
-Hola. Creo que me he perdido ¿alguien sabe cómo se sale de esta mina abandonada maldita?
-¿Pueden dejarme los apuntes para el examen de mañana?
-He oído ruido y he venido para comprobar que todo va bien.
-¡No se preocupén! ¡Llamaré a la policía!
-Tranquilizence y expliquenme calmadamente lo de ese asesino en serie.

La consigna está clara. Protagonismo o muerte. Caiganle bien al público o serviran para demostrar hasta que punto es malvado, sanguinario, cruel y aterrador el mostruo que persigue a los protas. Si no has caído en la tentación de decir nada de los anterior, habrás llegado ileso (o con alguna leve amputación) hasta el final. ¡No la cagues ahora!. Si quedan aún cinco minutos de película o se va a preparar una secuela nunca digas…
-Creo que lo hemos matado.
-Nadie puede sobrevivir a eso.
-Será mejor que intentemos olvidar todo este asunto.
-Gracias a Dios que ya ha pasado todo.
-¡Lo logramos!
-No me puedo creer que nos hayamos salvado.

Sigue estas reglas y puede que termines la película intacto. Y jamás te fíes de tus mejores amigos, suelen ser los asesinos. 🙂 saluditos.